Aragón TV – Cirugía de la obesidad

Aparición del Doctor Solano en el programa «Aragón en Abierto» en el que habló de la cirugía de la obesidad y diabetes a través del caso de Jose Miguel, que perdió 103 kg en un año.

Sofá amarillo. Y ahora un fuerte aplauso. Vais a tener que volver a aplaudir. Para Jorge Solano y José Miguel Romeo.

Buenas tardes. Bienvenidos, amigos. Bueno, vamos a concretar. A la derecha, en pantalón. Claro. Tenemos a Jorge Solano, cirujano laparoscópica. Amigo. Bienvenido. Y azul. Y a nuestra izquierda tenemos a José Miguel Romeo. José Miguel. Bienvenido. Gracias, José Miguel. Hace un año. ¿Cuánto pesabas? 164 kilos. 164 kilos. La señora de detrás dice. ¿Madre mía, porque Cuánto mides? Uno 62. Tremendo.

Muy. Era muy fuerte. Ahí, Ahí. Te estamos viendo. Oye, una pregunta. ¿Cómo se llega a alcanzar este peso? La obesidad es una enfermedad social muy grave que genera rechazo social, Por supuesto. Y a la enfermedad, a la. En este caso a la obesidad. Se entra por dos factores si uno se entra por ansiedad y también por estrés y otro por depresión.

La ansiedad te la provoca vivir siempre en el futuro y la depresión te la genera vivir siempre en el pasado. Todos los obesos o nos situamos viviendo en nuestro futuro permanentemente muy nerviosos y no controlando el estrés o bien nos mantenemos en el pasado. Quien éramos, de dónde venimos, Si hubiéramos sido, si hubiéramos ido. Esto es lo que alguien le da un aplauso.

Este hombre se lo doy yo ahora mismo.

Qué clarito me has dejado de verdad parado. ¡Qué respuesta! Es así de sencillo. Y se sale de la obesidad por la misma puerta que se entra, que es el. Tenemos una gran enemiga, todos los obesos, una gran enemiga que se llama Costumbre. La costumbre de hacer siempre lo mismo, es decir, no hacer nada y vivir situados y anclados en la gran problemática que tenemos, que no reconocemos la costumbre.

Se busca un gran socio que es. Son nuestros peores enemigos y que se llama miedo, y la costumbre y el miedo generan un estado en nosotros que nos permanece. ¿Para qué vamos a cambiar si aquí estamos bien? De hecho, hay gente gorda que dice vivan las carnes y viven en un estado deprimente y de salud muy grande. ¿Tú estás pensando escribirlo?

Estoy escribiendo un libro que se va a publicar en septiembre, que estoy muy, muy en contacto con Jorge Solano, que es Yo vencí la obesidad mórbida. ¿Decía que cuando enfrentas la costumbre, que es tu gran enemiga a su socio, que es el miedo, eh? Tenemos un gran, un gran aliado dentro de nosotros mismos, todos los obesos, que es el valor, el valor a todo lo que ha sido de pequeño, el valor a lo que representa tu mujer, tu hija.

En mi caso, que son las dos grandes personas que más me han ayudado junto con mi madre. Y cuando enfrentas todo lo que ha sido de tu padre, tus hermanos y lo enfrentas a la costumbre, lo enfrentas, enfrentas costumbre al valor, es cuando nace verdaderamente la puerta de la salida de la obesidad, que es la grandeza. Y esto es lo que se sale por la se entra por la misma puerta que se sale.

Lo único que hay que echarle coraje y ahí entra que ibas a decir otra, otra palabra. Hay que echarle coraje. Efectivamente, hay que echarle coraje, hay que echarle coraje. Y eso es lo que yo he hecho, echarle coraje, ayudado por mi familia, por mi madre, por mis, por mi mujer y mi hija, sobre todo y sobre todo, evidentemente también por el doctor Jorge Solano, que gracias a él y gracias a toda mi familia, es por lo que estoy aquí.

Increíble. Bueno, enseguida vamos con el doctor, pero antes vamos a a describir un poco la situación en la que te encontrabas para que la gente sepa hasta qué punto era una situación de gravedad. No se trataba de un problema exclusivamente estético. Yo tengo aquí una especie de pequeño resumen de lo que podría haber sido una analítica tuya un día cualquiera.

Hace un año tenías diabetes tipo dos. Doctor, ayúdenos a analizar esta. Esta analítica diabetes tipo dos 400 de colesterol. ¿Cómo vamos con 400 de colesterol? Casi el doble de lo permitido. Ácido úrico por encima de diez. ¿Como vamos? Alto. Hierro en sangre por encima de 800. Muy alto. Aquí dice que su cardiólogo le había dado. No sé si es estrictamente verdad o era una frase para motivarle.

Seis meses de vida con el riesgo cardiovascular. Obviamente era muy alto. Poner fechas es ya más arriesgado. José Miguel, Para que sigamos entendiendo la gravedad de la situación. Enséñanos tus manos. Tus manos han tenido que ser operadas. Si el hierro, la hematoma, crisis que es como se llama el factor de acumular el hierro en los órganos vitales como son el riñón, como es el corazón y como son las articulaciones, habían hecho que mis manos se cerraran y que mis manos no pudieran abrirse ni ser plásticas.

En ese momento yo era como un inútil, es decir, una persona muy cargada de peso en la que tenía una serie de problemas muy graves. Esto condicionado a que vivo 284 días fuera de mi casa por mi profesión y no podía salir, tuvieron que abrirme las manos para que estas pudieran funcionar. Justo dos semanas antes de entrar en el quirófano para hacer la operación metabólica.

Bueno, vamos ahora con el doctor, vamos con Jorge. Jorge Solano es cirujano laparoscópica y hace un tipo de cirugía que se llama Cirugía metabólica. Mhm. Brevemente. ¿Qué consiste brevemente hoy día con la cirugía? Como la podemos modificar de muchas formas, ya no buscamos solo que adelgace el paciente. Si, sino que lo que buscamos es sobre todo solucionar sus problemas de metabólico, solucionar la diabetes, la hipertensión, la hemocromatosis, el ácido úrico, incluso por encima de las cifras de adelgazamiento.

Siempre pongo el mismo ejemplo si un paciente obeso diabético viene a que yo le opere, que prefiere perder kilos o a lo mejor perder un poco menos y quitarse la insulina, la respuesta está clara. Entonces ya no es el adelgazar por adelgazar, nunca ha sido cirugía estética. Obviamente es una cirugía funcional, pero y con lo que hemos aprendido a lo largo de los años, Según cómo hagamos la técnica, lo que buscamos primero es solucionar los problemas derivados de la obesidad antes incluso que la propia obesidad, que es lo que realmente renta a largo plazo.

Y esta operación consiste básicamente en reducir el estómago, entre otras cosas, es decir, del 100% del estómago dejamos un estómago más chiquitito. Eso sí, depende. Explícanos más básicamente, por favor, porque puede haber mucha gente en casa que ahora mismo esté viendo esta entrevista, que puede estar muy bien. Las técnicas las hacemos un poquito a medida de cada paciente.

Si cada obeso es distinto, no es lo mismo, por ejemplo, operar a una mujer de 21 años con un con una sobrecarga de 40 kilos de exceso de peso que por ejemplo a José Miguel, entonces varían según lo que queramos hacer, tanto el tamaño del estómago como el bypass. El cortocircuito que hacemos de intestino. El por ejemplo tiene una reducción de estómago que bueno, tampoco es muy agresiva, es decir, que no come tanto como antes, pero les caben por ejemplo dos platos.

Sin embargo, el bypass está hecho de otra manera. El cortocircuito para solucionar los problemas de diabetes, hipertensión, el bypass. Digamos que la comida nos la llevamos por un circuito alternativo. Exactamente. Y así digamos que no es absorbida por el organismo. Exacto. Muy bien, voy a hacer una cosa. Marcos, por favor. Ya. Porque me gustaría esto. Creo que es una cuestión.

No es tanto recrearnos en el problema. ¿Qué es esto? Pues es uno de los pantalones de de mi traje. Es la talla 72. ¿Talla 72? Sí. Ahora. ¿Qué talla llevas? Pues llevo la 48. Ahora llevas la 48. Vamos a ver. Ponte ahí, por favor, porque queremos ver José Miguel. Caben ahora mismo dos. Casi tres. Como tú ahí dentro.

No. Sí, más o menos. Sería lo que cogerían. Es decir, ahora soy dos personas menos. Te puedes sentar. ¿De verdad? Gracias. Y además de todo esto. Eh. Claro, porque igual. Y ahora pido la colaboración de los dos. Puede alguien que en casa diga. Bueno, pues ya está, Me opero y resuelto el problema. Hay que operarse y supongo que también hay que incorporar nuevos hábitos de vida.

Es ahí donde entra el deporte. Jorge fue muy claro conmigo. Cuando entré me dijo que tendría que sudar, tendría que aprender a controlar toda la abstinencia de los primeros días para la comida y me dijo que me cambiaría la vida. Él me aportó, según me comentó, una herramienta que es fundamental, pero a la herramienta tenía que poner leyó el resto de si el resto de situaciones que iban a permitir en mi vida que no me colgaran pieles, que no tuviese pellejos, que no tuviera consecuencias ninguna y que me pudiera tener una vida sin problemas de vitamina, sin problemas de no asimilar la comida por otros factores.

Y lo mejor era el deporte de todos los deportes. El ciclismo es el deporte más completo que existe para no correr ningún tipo de riesgos en la salud. Estar controlado y evidentemente quemar las grasas más deprisa. Y yo de joven, antes de ser obeso, era ciclista. He sido desde los ocho años hasta ser obeso. Del Club Ciclista Iberia, del cual también he sido presidente durante muchos años y a partir de ahí me he sumado para para hacer ciclismo y es lo que hago hoy suelo hacer, llevo 6500 kilómetros, llevo 17 cicloturistas hechas desde la primera del calendario que fue la Gran Bilbao.

Llevas, perdona Quebrantahuesos, has participado en la Quebrantahuesos, en la Puertos de Ribagorza, en la Puertos de Ribagorza. Bueno, increíble. Dejadme entrar en medio, por favor. Vamos a terminar en medio, no a un lado, porque no quiero. No quiero romper esta bonita pareja. Dos torres. Yo creo que vamos a. Vamos a terminar con 1,1 mensaje que es aparte de que se puede es esta combinación entre la parte médica, la parte de la cirugía y la parte de la voluntad y del trabajo de cada uno de nosotros.

Estamos quizá a veces demasiado acostumbrados a la lógica del consumo. ¿Quiero algo, Lo consigo, no? Y la vida no es así. La vida exige las dos partes. ¿No? Básicamente hay una regla que manejamos, de acuerdo, es cuando nosotros operamos a alguien de obesidad. Mi opinión es que hay muchas técnicas distintas porque. Porque ninguna es perfecta sí, y porque los obesos son todos distintos.

Hay que adaptar cada técnica, cada paciente. No es para todos. La. Si nosotros hacemos una técnica y repito, en mi opinión, después de muchos años que exige al paciente llevar una dieta estricta, yo creo que va a fracasar. ¿Por qué? Porque si un paciente lleva una dieta estricta, él y yo no hablaríamos jamás. No vendría a mi consulta, no habría engordado.

De acuerdo. Si fuera capaz de llevarla previamente, no estaría. No me conocería. Entonces hay que hacer técnicas que le permitan cierta libertad al paciente, ciertos excesos, ciertos caprichos, porque los va a hacer. Todos los hacen aunque nos mientan todos. Todos lo hacemos, hacemos. ¿Qué ocurre si hacemos ese tipo de técnicas tipo bypass que son más permisivas? Siempre hay una regla que es de lo que tú pierdes el 70% es gracias al cirujano, el 30% gracias a ti.

José Miguel lo ha llevado un poco más al extremo. Yo a José Miguel le doy un 50% de lo que ha conseguido. ¿Por qué lo consiguen, eh? Él lo puede decir. La ventaja de este tipo de técnicas es que los dos, tres primeros meses pierden muy rápido, con lo cual el posible premio al final del camino lo ves muy rápido.

También se auto motiva. Claro, ese es un poquito la gracia de este tipo de intervenciones. Bueno, pues Jorge Solano, cirujano laparoscópica, José Miguel Romeo de verdad a tus pies, me ha dejado muy sorprendido. Ya no que historia, sino el fino análisis que ha sido capaz de elaborar para entender cómo ha sido tu vida, cómo te has enfrentado al problema y cómo ha salido.

Amigo, enhorabuena, Gracias, Gracias a ti. Seguimos con el.

Comparte:

Estamos Aquí para Escucharte

Contacta con nuestro equipo de especialistas

Completa el formulario a continuación con tus datos. Un miembro de nuestro equipo, liderado por el reconocido doctor de cirugía bariátrica, el Dr. Solano, se pondrá en contacto contigo para ofrecerte la información y el apoyo que necesitas.