Aragón TV Cirugía obesidad mórbida

Tratamiento de la obesidad mórbida a través de la cirugía con la intervención del Dr. Jorge Solano.

Hola, Soy el doctor Solano, jefe de la Unidad de Cirugía Laparoscópica Avanzada al Hospital Quirón. Salud. Zaragoza. Vamos a hablar de la obesidad mórbida. Una enfermedad hoy por hoy es una epidemia en nuestra sociedad.

La obesidad. ¿Qué entendemos por obesidad? La definición más sencilla es el exceso de acúmulo de grasa en el organismo, lo cual se traduce en un aumento de peso. ¿Cómo medimos hoy día el grado de obesidad de una persona? Hoy día la fórmula más empleada es lo que se llama índice de masa corporal, que relaciona el peso de una persona con su altura.

No es lo mismo que pesen 100 kilos una persona de metro 90 de estatura que una persona de metro 50. Normalmente el índice de masa corporal tiene que estar alrededor de 25. Si pasa de 30 ya es obesidad. Y cuando ya empezamos a pasar de 35 y sobre todo de 40, es lo que llamamos obesidad mórbida.

¿Por qué la llamamos mórbida? Su propio nombre lo indica. No es un problema estético. Es una enfermedad que cuando un paciente llega a ciertos grados de obesidad, va a asociar tarde o temprano otras enfermedades conocidas por todos. Hipertensión arterial, diabetes, problemas, infarto cerebrales, problemas articulares, renales de todo tipo. Es una enfermedad que afecta a todo el organismo. Pero hay otro problema todavía mayor, que es la esfera social.

Es una enfermedad que también va a afectar al paciente de tal forma que le va a dificultar todos los aspectos de su vida social, morales o sentimentales. Es obvio que comen más de lo que necesitan, pero tampoco se les puede acusar de ser una especie de yonquis de la comida. De hecho, hay pacientes obesos mórbidos que comen menos de lo que comen y sin embargo, son.

Hay un montón de factores aparte de los ambientales, como son genéticos, estructurales, conductuales, culturales, que hacen que pueda aparecer la enfermedad. La obesidad mórbida hoy por hoy, en palabras mías, sino en la de otros muchos cirujanos, es que probablemente es la primera epidemia. El único tratamiento que tiene es la cirugía. Es decir, cuando un paciente llega unos niveles de obesidad mórbida, los tratamientos convencionales a base de dietas o de fármacos quita la ansiedad por comer.

Realmente, si los valoramos a cinco años, el porcentaje de fracaso supera muchas veces en el 95%. Y hay otra cosa que también les ocurre a estos pacientes, que es lo que llamamos el efecto yoyo o el efecto rebote. Un paciente obeso mórbido inicia una dieta, llega un momento al mes, dos o tres meses que se ve incapaz de seguirla y la abandona.

¿Qué ocurre? El efecto yoyo consiste en que si a lo mejor ese paciente había perdido 12 kilos, en poco espacio de tiempo, va a engordar 14 o 15 kilos. Y de hecho casi todos nuestros pacientes que ven en la consulta han sufrido varios efectos y dos.

Marina ha decidido someterse a una cirugía bariátrica para tratar su obesidad. Con 28 años viene de Madrid para ponerse en manos del doctor Solano, en lo que entiende como la última oportunidad.

Era algo muy esperado y la verdad es que estoy muy contenta. Vamos a poner punto y final a una a una etapa que la verdad se hacía dura. Ya nadie quiere estar gordo y después de mucho camino recorrido esto ya es, esta operación ya es pues la oportunidad para poder estar sano, ya no solamente estético sino sano. Te se resienten las articulaciones, te cuesta más andar, respirar.

Hombre hecho todo lo que había en mi mano desde los tres años, a base de dietas de 1500 calorías, he hecho todo lo que había. Era posible. Y sin embargo, aquí estamos. Todo lo que hay en el mercado se ha aprobado dietas milagrosas que llaman la dieta. Yo, yo a líquidos. Lo he probado todo. Está rodeado de toda esta comida que te meten por los ojos.

Entonces tienes que ir, venga y luchar. Y ahora Y no decaer. ¿Cuando llega un momento en el que sabes que vas a volver otra vez o que sabes de el por lo que vas a pasar, tu cabeza dices para qué? Si es que no necesito ese factor psicológico. Tienes que luchar mucho y esta operación es la solución definitiva.

Llegar al no sé, a la felicidad, digamos. No soy feliz, pero. Pero sí a nivel psicológico esto me ayuda mucho y me da, me da mucha fuerza. Este.

Tras múltiples tratamientos dietéticos y de todo tipo para vencer fogosidad, pues no lo ha conseguido. Con un índice de masa corporal muy alto, ya tiene 49. Y llegados a estos extremos, pues ya es una velocidad mórbida establecida. Entonces ya el único remedio que nos queda quizás es la cirugía. Hay muchas intervenciones distintas para tratar este tipo de enfermedad, pero lo que hacemos nosotros es adecuar la cirugía al paciente, o sea, no a todos los pacientes se le puede hacer la misma intervención.

En el caso de Marina, como veremos ahora, la intervención que le vamos a hacer es un bypass gástrico, un que consiste en una reducción de estómago y a la vez asociar un cortocircuito de intestino. Es una de las cirugías más seguras En su día, las más efectivas y sobre todo es la que más aplicamos a mujeres jóvenes, porque a la hora de, por ejemplo, determinados productos como es el embarazo o la forma que tienen para empezar y como quedan después de los testículos, pero nosotros obtenemos los mejores de todas y cada una de ellas son mínimamente invasiva, o sea, serán por cirugía laparoscópica sin abrir al paciente y es una técnica que hoy por hoy

es de las más estandarizadas en el mundo de la formación. Y ahora vamos a ver a Marina.

Buenas tardes, doctor. ¿Qué tal, Marina, Cómo estás? Siéntate un segundito. Si. ¿Qué tal? ¿Nerviosa? Un poco. Los líquidos. ¿Qué tal? ¿Lo está haciendo? Muy bien. ¿Ha seguido bien la dieta? Ya sabes que es fundamental para que estés en buenas condiciones para operarte la operación. Durar más o menos unos 30 35 minutos. Calcula que en quirófano para que le digas a tu familia, además que estarás más o menos una hora entre que entra el doctor Solano va a explicar a Marina los detalles de una intervención quirúrgica en la que vamos a estar presentes tan solo unos minutos.

Nos vemos en breve.

El doctor Solano se prepara para una operación que requiere anestesia total y se hace por laparoscopia. Fue uno de los primeros cirujanos en aplicar esta técnica para el tratamiento de la obesidad mórbida.

En la copia, etimológicamente viene del griego la pared con el abdomen copiado. Vemos. Yo creo que es una cirugía que nos va a permitir ver el abdomen a través de una mini cámara. No hay grandes incisiones, sino que sencillamente hay cinco cortes de un centímetro cada uno y a través de estos puertos se llaman trocar. Eso por otro.

De entrada es donde vamos a hacer toda la intervención. Introducimos la cámara. Esto que tenemos aquí es el hígado de la paciente debajo tenemos su estómago, que luego lo vamos a reducir. Esto que vemos aquí todo amarillo es en grasa. Es un órgano que se llama Deep Blue. Es un órgano que acumula grasa. Vamos a retirarlo. Y ahora esto es el colon.

Y ahora vamos a buscar el intestino delgado que está aquí para hacer el baipás. Bueno, pues aquí tenemos el estómago. De acuerdo, que es quizá un poco lo más nombrado en este tipo de cirugía. Las reducciones de estómago. El estómago viene desde aquí para que veáis todo esto. Todo esto, todo esto, todo esto. Eso de que el estómago es más grande en las personas obesas realmente es mentira.

Es frente a muchos de tamaño normal, otros grande, otros más pequeños, pues como la población en general, hay mucha grasa. Eso sí, no es lo que vamos a hacer, es reducir el tamaño de este modo. ¿Cuánto? Pues aproximadamente. Para que os hagáis una idea, un estómago tiene un volumen estándar estándar entre litro, litro, 200, lo cual tampoco es cierto, porque si os fijáis, el estómago es elástico.

Es como decir que volumen tiene un globo, Pero lo que está claro es que nosotros le vamos a dejar un estómago de unos 20 30 centímetros cúbicos, algo así como 20 veces menos. No os preocupéis que podrá comer. Esto se dilata y poco a poco puede comer más. Pues ahora con estas máquinas lo que estamos haciendo es empezar a hacer la reducción de estómago.

Despacito, vamos seccionando.

Máquina de 60. Ok, vamos a ver. Este es el nuevo estómago que hemos creado. De acuerdo, muy pequeñito. Como veis, comparado con todo el resto del estómago que dejamos aquí. Fijaos. Y ahora lo único que nos queda es unir esto con el intestino para que pase la comida a través del baipás y habremos acabado la intervención. Estamos uniendo dos partes de intestino de tal forma que.

El montaje se denomina i griega y a dos brazos que confluyen en uno. La aguja la vemos muy aumentada porque está aumentado en la cámara, pero es francamente diminuta. Es una cirugía muy segura. Ya vemos que prácticamente no hay hemorragia. No hay, Se ve todo muy bien.

No es lo que era la cirugía de obesidad, por ejemplo, hace diez años. Esto ha cambiado mucho.

Bueno, ya hemos terminado la intervención. ¿Ha ido bien? Unos 40 minutos aproximadamente. Ya no son 05:00 que nos costaban hace ocho o diez años. Entonces ahora la paciente saldrá de aquí. Irá a una sala de reinserción. Está entre 30 y 45 minutos en la sala. Llevará simplemente un botecito y un drenaje. O sea, no va a llevar la nariz.

No va a llevar sonda en la orina y luego subirá a la habitación.

Han pasado apenas 20 horas desde la intervención quirúrgica. Marina espera la visita del doctor Solano para saber cómo marcha el posoperatorio.

¿Qué tal, Marina? Buenos días. Buenos días. ¿Qué tal estás? Bien. Dolorida, pero bien. Anoche. Bien. La dolorida. Que agujetas. Agujetas. Agujetas por el gas. Como para hacer laparoscopia. Hinchamos la tripita con gas. Se produce distensión muscular, agujetas. Más. No te vayas de aquí. ¿Que les pasa a muchas? Verás que tienes la tripita como más gorda y más caída.

No te hemos engordamos que tienes los músculos un poco distendidos y en dos o tres semanas con miras a mover. Bueno, así, así. Situación de acuerdo, No engordamos a nadie. Bueno, yo te he quitado los goteros hoy. Vas a seguir todo el día sorbitos de líquido. Poquito a poco, poquito a poco, poquito a poco. Quiero que te muevas.

Quiero que vayas paseando por la habitación. O fíjate que fuese alejado por el pasillo y. Y mañana yo vendré sobre estas horas y ya te explicaré que me dices más cerca de aquí. Pues te podría mandar a casa ya mañana, vale, pero como eres de Madrid lo que haremos es te dejaré todo preparado y te irás el viernes.

Estarás un día más y a partir de mañana por poder luchar, salir a la calle y empezar a moverte. Lo que no te quieras en el sofá. De acuerdo. Perfecto. Te veo mañana. Gracias, doctor. Venga, Marina. Hasta luego. Hasta luego. Pues ahora empezamos una nueva y a mirar el futuro Con ilusión y con y con ganas. Se ve esperanza y se ve un futuro sano y y bueno, Con muchas ganas, mucha ilusión, mucha ilusión.

Tras la cirugía bariátrica, el paciente puede perder hasta la mitad de su peso. Ana se operó hace dos años y ha adelgazado unos 60 kilos. La intervención supuso para ella la posibilidad de cambiar hábitos y superar restricciones. Asegura que le ha cambiado la vida. Ahora tengo muchas más ganas de salir. De hacer más ejercicio, de reunirme con la gente de experimentar más cosas.

Me siento mucho más feliz conmigo misma, más, más alegre, más ganas de comprarme ropa. Eso es todo. Mucho más. Más feliz para mí. Eso es lo mejor que es. Yo creo. Desde que tengo uso de razón, he sido una chica siempre gordita, grandecita, he hecho deporte y demás, pero no siempre he estado gordita, a dieta, siempre, siempre a dieta.

¿Se ha probado? Yo creo que todas, todas las que hay una eran más efectivas y otras eran menos efectivas. Cuanto más te duraban, más perdías. Lo que pasa que llegaba un punto en donde ya no perdías más. Lo máximo que llegaba a perder con la dieta han sido 20 kilos, pero claro, 20 kilos no era suficiente. Serán. Tenía que perder 40 kilos mínimo.

Llega un momento que ya te has comido lo que te apetece y no tienes más hambre. Y si te has quedado con ganas de algo. Para mí, por ejemplo, lo digo por si me apetece el filete de ternera. Pues ya me lo comeré mañana. No tengo problema. Como puedes comer de todo, no tienes problema. A ver, yo no me he operado por quedar guapa.

Yo me he operado por un problema de salud, de colesterol, diabetes. Que a ver mis análisis no ahora en estos momentos no lo tenía, pero más adelante los iba a tener. Y tengo una niña que tengo que cuidar y en el embarazo me pusieron a dieta. Podía tener problemas con mi hija, tuve problemas de diabetes también en el embarazo y tuve que estar pinchando me insulina.

Era diabética. Es una cosa que que la obesidad te da problemas estando así, En el momento en que salí del quirófano ya le pregunté al médico cuándo me podía hacer más. Al mes ya estaba así. Me apunté a Más allá, dices Bueno, venga, me voy con mi hija, voy a salir. Aunque se echa a correr, puedo salir corriendo detrás de ella.

No tengo que que estar parándome cada dos pasos para coger aire. Es distinto esta pandemia ha cambiado todo mucho.

¿Qué tal, Ana? Buenos días. Hoy traes tus análisis. ¿Anemia? No tienes. ¿Comes carne roja? Pero es que si no absorbe mal el hierro. De acuerdo. Perfecto. Muy bien. El azúcar que muchos de vosotros tenéis. Tendencia a la diabetes. Todo bien. Colesterol perfecto. Lípidos También. Hígado. Muy bien. ¿Y lo que son? Hierro y vitaminas. Lo tienes todo. De acuerdo, Ana.

Sí. ¿Qué tal te sienta la comida? Pues muy bien. ¿Comes poco? Mucho o casi nada. Normal. ¿Normal? Más o menos. Cantidades pequeñitas. Te sigues llenando enseguida. No. Sí. Vale. Perfecto. Te tomas las vitaminas todo el día. Vamos a pesarte. Porque tal vez. De acuerdo.

Vamos allá. Bueno, 66 kilos. Llevas prácticamente dos años operada. Vale. Y has perdido en total 52 kilos. Vale, ya vale. De acuerdo. La cirugía de la obesidad hoy día es una cirugía segura. Es efectiva, pero tenemos que cumplir una serie de normas a la hora de realizarla. Tiene que ser en equipos especializados que se dediquen a ello. Y lo que tenemos que ofrecer a nuestros pacientes son varias cosas.

Primero, la seguridad de que la técnica va a funcionar, la efectividad de que va a durar más de un año. Con una cirugía es muy sencillo adelgazar al 100 durante un año, pero se trata de que pasen los años y el paciente siga adelgazando. Y sobre todo y lo más importante es que tenga una buena calidad de vida y que se solucionen todos los problemas relacionados con su obesidad.

Ese es el objetivo de una unidad que se dedica a cirugía de la obesidad. No solo adelgazar, sino poder insertarlos y que su calidad de vida sea la adecuada.

Comparte:

Estamos Aquí para Escucharte

Contacta con nuestro equipo de especialistas

Completa el formulario a continuación con tus datos. Un miembro de nuestro equipo, liderado por el reconocido doctor de cirugía bariátrica, el Dr. Solano, se pondrá en contacto contigo para ofrecerte la información y el apoyo que necesitas.