Bypass Gástrico

Cristina se sometió a un bypass gástrico, realizado por el doctor Jorge Solano, que le ha cambiado la vida, perdiendo 45kg en un año.

Vengo a hacerme un bypass gástrico. Llega un punto en el que ya no podía más. Ya ves, lo de perder. Para mí ya lo veía como algo imposible porque cada vez que intentaba perder engordaba el doble. Yo no tengo ningún problema. Tengo diabetes, no tengo alta, pero a la larga sí que puedo llegar a tenerlo. Entonces, al tener sólo el sobrepeso, digo yo, prefiero cortarlo.

Y además estoy muy tranquila con quien me toca la reducción de estómago. Las simples a corto plazo van bien, pero a medio plazo, a partir del segundo o tercer año, no son muchos pacientes los que vuelven a engordar. Normalmente, la esperanza de pérdida de peso de estos pacientes es entre el 85 y el 95% de su sobrepeso. Lo van a perder.

Se pierde a lo largo de un año, pero de forma distinta. En los primeros seis meses suelen perder el 70, 75% de lo que van a perder y en los segundos seis meses hacen la curva de pérdida de peso más lenta. Y es cuando ya se estabilizan a partir del año o algunos llegan incluso a perder durante uno durante un año y medio.

En dependencia de cómo es el cada tipo de paciente.

Esta es la parte por donde van a venir los jugos que hacen la digestión y por aquí va a venir la comida y lo vamos a unir. Esta es la parte delante del estómago y esta es la parte de detrás.

Todo esto que estamos cortando aquí es grasa que lleva arterias, lleva venas. O sea, si lo hiciéramos con tecnología normal, sangraría, pero con ultrasonidos. La verdad es que se va mucho más rápido, mucho más seguro, mucho más fiable. Y ahora fijaos. Esto es el estómago. Su nuevo estómago. Esta cosa pequeñita, como 1/3 de un yogur. ¿Lo veis? Mientras ahora es sencillo.

Lo que vais a hacer es el intestino que hemos preparado antes. Conectarlo aquí para que pueda comer. Por eso, con estas técnicas tampoco hace falta hacer una dieta muy específica. Con evitar los dulces y cuatro cosas adelgazan. ¿Por qué? Pues porque realmente como comen muy poquito nos interesa que coman de todo. Pasado mañana precisamente unas 40 horas, se le quita el drenaje y volverá a su casa más pasado mañana por la tarde.

Ya le ordenaré que salga a la calle y pase Ocean se puede mover. Perfecta noticia tiene como hoy hace 17 días que me operé y la verdad es que lo llevo muy bien. Sí que es cierto que estás cansada, pero es normal, no estás metiendo toda la parte que tendrías que meter de normal. Entonces, en ese aspecto sí, pero por lo demás es que estoy estupenda, duermo bien, no tengo ningún problema en sentarme, puedo tumbar, ya me agacho a coger las cosas que antes no podía llegar al suelo.

Por un lado, los resultados que podemos medir los de la báscula son correctos, pero a partir ya se le ve muy motivada. Se le ve que es muy consciente de la ganancia de calidad de vida que está teniendo, que sabes que llevo cinco meses desde que me operé y más de 25 kilos perdidos. Igual el doctor me ha dicho que voy en buen camino.

Personalmente, que estoy muy bien, porque luego en el trabajo, los amigos, porque te veo muy bien, es que me encuentro bien. Yo sí que lo recomendaría a una persona que que ya no puede ver que le has intentado bien el deporte y llega un momento en que de verdad, cuando no lo piensas, la pregunta o consulta. Pero hago ahora mismo ya has perdido 32 kilos.

De acuerdo. El objetivo inicial que teníamos era 45 kilos. Lleva seis meses operada, resultados muy satisfactorios. Es lo que esperábamos de ella. Hombre, jugamos con cierta ventaja. Es una paciente colaboradora y eso es algo que tenemos que tener siempre en cuenta. Ya en el momento actual, la paciente se encuentra perfectamente adaptada a la intervención, con lo cual come de todo, exceptuando las restricciones que le ponemos de dulces, secos, etcétera.

Realiza deporte de forma ordinaria, no tiene ningún problema laboral, hace su vida social como una persona normal y corriente y obviamente está más contenta y mejor cada día. Es de esas cositas que va siendo durante el año y cómo va cambiando tu cuerpo, como vas cambiando tú por dentro, porque al final el que antes no tuviese amor propio, el que antes no te quisieras y conforme va pasando el tiempo te vas buscando o sales por ahí con los amigos de antes decías eres invisible y ahora te haces notar.

Eso a una persona al final, por mucho que se diga, te llena el decir si eres invisible, te tapas, no quieres que te vean. Y ahora como tú te sientes tan bien y lo demuestras, es de anda, estás ahí y eso llena un montón. Si nosotros hacemos estas técnicas tipo bypass porque son más efectivas, pues porque le da un cierto grado de libertad al paciente para hacer un poquito lo que le da la gana.

No ha sido un proceso costoso porque lo he llevado a rajatabla, he seguido las indicaciones, he hecho deporte. O sea, si llevas unas pautas no es difícil de conseguir. Los resultados están. Tiene que cambiar sus hábitos dietéticos, tiene que intentar hacer ejercicio. En el caso que nos ocupa, pues Cristina lo ha hecho francamente bien en este último año al tema de las comidas y aprender un poco a comer, a comer de todo, porque para que pueda tener todos los nutrientes, pues un día comes verdura, otro día comes pasta, siempre en poca proporción y comiendo despacio con los pacientes que te alegra, que te alegran.

Dedicarte a esta profesión es lo único que me gustaría hacer. O sea, el cambio de vida y salud es la noche y el día.

Comparte:

Estamos Aquí para Escucharte

Contacta con nuestro equipo de especialistas

Completa el formulario a continuación con tus datos. Un miembro de nuestro equipo, liderado por el reconocido doctor de cirugía bariátrica, el Dr. Solano, se pondrá en contacto contigo para ofrecerte la información y el apoyo que necesitas.