Cristina se sometió a un bypass gástrico, realizado por el doctor Jorge Solano, que le ha cambiado la vida, perdiendo 45kg en un año.