Entrevista Antena 3

Entrevista en el programa de Nova ¿Qué me pasa, Doctor? de Antena 3 sobre obesidad y diabetes.

¿Qué tal? Muy buenos días. Me alegro de saludarles. Esta mañana vamos a hablar con un médico que trabaja concretamente en el ámbito de la cirugía. Y lo hace en Zaragoza, en el Hospital Quirón de Zaragoza. Es el doctor Jorge Solano. Está con nosotros esta mañana, en unos días. Los que en esa comunidad ha habido mucho revuelo, precisamente porque el Ebro ha decidido crecer más de lo debido.

Bueno, le agradecemos especialmente que esté aquí, porque siempre que hablamos de estos últimos días con personas que viven en esa comunidad autónoma, nos hablan del agua. En cualquiera de los casos, hoy vamos a hablar de un asunto que preocupa a la población, que es la obesidad. Fíjense ustedes a lo que hemos llegado en que hay cirugía de la obesidad, le llaman algunos cirugía bariátrica o cirugía de la obesidad mórbida.

Los veremos enseguida. ¿Qué es lo que prefiere el doctor Jorge Solano? Pero antes le vamos a saludar y agradecerle que esté aquí con nosotros. Muy buenos días. Buenos días. Bueno, realmente he leído en algún texto que usted es uno de los pioneros cirujanos en el mundo en realizar técnicas complejas. Decía por laparoscopia para el tratamiento de la obesidad mórbida.

Bueno, pues me alegro de saberlo, pero me gustaría saber de qué momento estamos hablando. ¿De qué año? Pues exactamente de octubre del año 2000. Octubre del 2012. 15 años No llega todavía. ¿Se acuerda usted que en aquel momento las noticias que se producían en este, en esta, en esta especialización del tratamiento de la obesidad, daban unos índices de morbimortalidad, no?

Y curiosamente, curiosamente bajaron, bajaron mucho con el tiempo y van bajando y van bajando. Yo recuerdo que se buscaba el 1% en aquel. ¿Cuáles son sus datos? Eso es empezar por los resultados con usted. ¿Cuáles son sus datos actuales? Hoy día, en los últimos 15 años ha cambiado esto radicalmente. Entonces hoy día es una cirugía altamente segura y que el paciente que más demanda esa seguridad.

O sea, hoy nos estamos acercando a unos índices de mortalidad nimios. Estamos hablando del cero diez cero 15% en equipos especializados. Yo me acuerdo defender el 1% como un logro de especialistas de nuestro país hace cinco años, no seis años. ¿Y está usted en el cero diez, que es como decir bueno, algo hay que poner, no? O sea que.

O sea que transmitimos un mensaje de seguridad, de tranquilidad y de eficacia en en la cirugía de la obesidad. ¿Cuáles son las técnicas más frecuentes que usted practica? Podemos decir desde una simple reducción de estómago a asociaría reducción con bypass bypass corto, bypass largo. Se puede hacer cirugía trans bucal a través de la boca por laparoscopia. Es todo un mundo.

Quiero decir que el ya la máxima que nos enseñaban en la facultad y que nunca entendimos de jóvenes que decían no hay enfermedades sino enfermos, pues en la obesidad es que son obesos y cada uno es totalmente distinto. Es que se está adaptando prácticamente como un traje a la medida en cada caso. Es lo que hay que hacer en cada caso.

¿Cuál es la que más realizamos? Una obesidad mórbida. La más efectiva para nosotros es la cirugía de baipás. Vale, hay varios tipos de bypass, pero la más efectiva. Pero es que esa no es la mejor cirugía para todo el mundo. Hay gente que no la necesita. Claro, claro, claro. Bueno, si no le importa, vamos con unas noticias de actualidad para ver todo lo que ha pasado esta semana y seguimos con usted.

¿Le parece bien? Muy bien. Ahora, cuando quieras. Gracias, doctor. Pues vamos a empezar hablando en nuestro repaso a la actualidad de los grandes profesionales médicos. Pues con este reto ponemos fin a nuestro bloque informativo. Ahora, como saben, el tema de nuestro programa de hoy es el tratamiento de la obesidad y como siempre contamos con uno de los mejores profesionales para hablar de ello.

La obesidad extrema o mórbida ha aumentado de forma alarmante en nuestro país y se asocia a patologías como la diabetes tipo dos. Hay un especialista, el doctor Jorge Solano, nos explicará las técnicas quirúrgicas más novedosas para combatir estos trastornos. Será en unos instantes. No se lo pierdan.

Bueno, pues estábamos escuchando las noticias de zona Core y de repente hemos hablado de laparoscopia y hemos hablado de Cáceres y hemos hablado del doctor Luzón, no de ese centro. Es que realmente la laparoscopia une mucho a la laparoscopia, no une mucho. Bueno, fuimos un grupo muy reducido al comienzo y nos conocíamos todos. Poco a poco, gracias a Dios, ya se ha extendido.

Claro. Pero dígame. ¿Hemos pasado de la cirugía de la obesidad a la cirugía laparoscópica? Me gustaría saber cuando usted abrirá una consulta en la Quirón. Habrá una consulta y hay 100 personas en la consulta esperando qué corresponde a personas que son para tratamiento de la obesidad mórbida y cuánto porcentaje es para el tratamiento de la diabetes en el momento actual prácticamente son 50% de unos 50% de otros.

Pues qué bien lo han hecho ustedes para que la gente sepa las dos cosas, porque la diabetes suena a insulina y suena, no suena ni a dieta, ni a andar, ni hacer ejercicio, ni a una serie de cuestiones. Suena a insulina y a un algo inevitable a medicación. No suena a cirugía. ¿Por qué se ha producido ese cambio fruto del azar?

Hay que ser honrado, sea realmente Esto se descubrió ya en el año 94, el año 94 ya se observó que cuando hacíamos determinadas cirugías de obesidad mórbida de bypass, se les curaba la diabetes a los pacientes. Dicen Claro, comen menos. Vamos a ver, se les ha curado en un mes o en 15 días a adelgazar prácticamente. Eso lo sabemos desde entonces.

El problema es que no sabíamos por qué. A partir del año 2004, con sus trabajos de experimentación, ya saben que hay una serie de hormonas en el intestino y según cómo va pasando la comida, unas hormonas suben el azúcar en sangre y otras la bajan y ahí donde jugamos nosotros, explicó. Entonces ya no es insulina la insulina, Es que ya es casi es una mínima parte de lo que influye en la diabetes.

Mira por donde usted que quería ser cirujano, ha acabado siendo clínico y también en el ámbito de la medicina interna. No sin sin darnos cuenta, no por una cuestión de funcionalidad, no de determinadas células, no tanto es así con estos descubrimientos. Ahora que antes estabas comentando cirugía de la obesidad, la cirugía bariátrica ha dejado de llamarse así desde hace ya tres años.

Ahora se llama cirugía metabólica. ¿Por qué? Porque igual va a ser un rato sin saberlo. Los cirujanos nos lo hemos encontrado. Ha sido un regalo. Cuando hacemos determinadas técnicas no solo les adelgazamos, sino que se cura la diabetes, baja el colesterol, bajan los triglicéridos, se cura la hipertensión, la apnea del sueño. Y eso nos lo hemos encontrado, digamos, un tras de veo los países árabes operando.

Te estoy hablando de sitios como Cuba y Qatar, que están todos con una obesidad y un y una, sobre todo una obesidad abdominal importante y diabetes tipo dos. Bueno, nosotros hemos hecho nuestro informe, que ya no vamos a llamar bariátrica, ni tampoco de la obesidad, sino vamos a ver un informe sobre obesidad y en este caso sobre cirugía metabólica.

La obesidad es uno de los factores de riesgo cardiovascular y padecer obesidad extrema o mórbida triplica las posibilidades de sufrir algún trastorno cardíaco. Según los expertos, la obesidad mórbida es una enfermedad con un componente genético hasta en un 50% de los pacientes. Sin embargo, no existe un tratamiento médico eficaz con dietas, medicamentos o psicoterapia, y la cirugía es el único método que ha probado su utilidad a largo plazo para el control del obeso mórbido.

Las operaciones para combatir la obesidad se han desarrollado durante los últimos 40 años y cada vez tienen mejores resultados y menos riesgos. Una vez realizada la intervención con cualquiera de los procedimientos, hay que poner en práctica una serie de hábitos alimenticios y ejercicio físico para conseguir una pérdida de peso importante y mantenerlo a largo plazo. Esta disminución de peso no solo logra mejorar la calidad de vida del paciente, sino que en la mayoría de los casos consigue suspender la medicación para las enfermedades asociadas a la obesidad como la diabetes, la hipertensión y el colesterol.

De esta forma, la cirugía ha demostrado disminuir la mortalidad de personas con obesidad, alargando su esperanza de vida. Bueno, es conceptual todo lo que hemos dicho, pero a mí me me resulta muy importante. Doctor Solano, en este caso, que me dijera bueno, cuál es el paciente, a partir de que tipo de obesidad usted decide la intervención quirúrgica de ese paciente, O sea, qué pruebas hace, que es en qué, en qué grado está esa obesidad para decir bueno, vamos a intervenir hoy día y bueno, la obesidad hoy por hoy podemos medirla.

Mmm siempre estamos hablando de lo mismo, que es el índice de masa corporal. Es una fórmula que relaciona, pesa con altura. No es lo mismo que una persona de uno 90 pese 100 kilos a que una de una 50 pesa 100 kilos. Queremos saber. Entonces, las indicaciones clásicas siempre es se indica la cirugía de obesidad. Cuando una persona tiene un índice de masa corporal de más de 40, eso es obesidad mórbida o si es de más de 35, pero asocia lo que se llama comorbilidades o enfermedades graves que se asocian a la obesidad.

Las típicas son diabetes, hipertensión, apnea del sueño. Esa es la sabemos todas y hay una que poco a poco los que nos dedicamos a esto yo también la sumo. Y es que hasta que uno lo ve, muchos de estos pacientes no ven que realmente al margen de que son diabéticos o hipertensos o tienen sus problemas, muchos de ellos son minusválidos sociales.

Yo lo digo siempre y eso es muy grave. Muchos pacientes lo llevan muy mal, son gente que tienen peor expectativa para conseguir empleo, para conseguir pareja, para conseguir amigos, incluso para moverte, para moverse. En el ámbito social que tenemos actualmente. Una vez cumplen esos criterios, se les hace un estudio estándar, se hace un perfil hormonal, se hace una analítica, los ve un endocrino, se les hace un estudio mental, o sea, y un preoperatorio.

Eso en una unidad perfectamente establecida intervienen muchos especialistas y nosotros lo que hacemos es el paciente viene, se le hace el análisis y en un día se hacen todas esas pruebas. A partir de ahí se habla con él, se hace la historia clínica y ahí es donde variamos el tipo de técnica que le vamos a hacer en dependencia de cada paciente.

Está bien. ¿Cuántos son en su equipo en total? Nosotros. Ahora el equipo está integrado por tres cirujanos, los anestesistas, tres instrumental y tres instrumentista, dos endocrino, dos psicólogos que llevan los estudios mentales, cuatro Digesto Logos, un gabinete de radiología, etc, etc. Claro, no, no es que nos han hablado de del gran despliegue que hacen en su asistencia diaria a los pacientes y cómo trabajan en esa clínica.

No lo habían comentado, bueno, no lo habíamos visto personalmente, pero sí teníamos interés en conocerle. Javier Sanz ha hecho un reportaje concretamente sobre, bueno, sobre lo que es la Unidad de Cirugía laparoscópica del Hospital Quirón de Zaragoza. Sofía ha venido de Sevilla Zaragoza, para operar su diabetes tipo dos. Apareció hace unos cinco años y ha cambiado mucho su día a día.

Tengo que estar tomando una medicación, eh, llevar una dieta, lógicamente. Lo que pasa es que cuesta muchísimo trabajo, porque no es una dieta, no es solamente quitar alimentos de azúcar, sino que más extensa de los 31 pacientes que llevamos operados. MHM, que 21 se ponían insulina antes de la intervención, pues ahora ya no se pone ninguno y lo que es pastillas que tomamos antes pues se toman cuatro.

Una cirugía por laparoscopia muy poco invasiva y tan solo 40 minutos de quirófano. Aquí el cirujano no tiene que mirar sus manos. Una micro cámara en alta definición son sus ojos. Viene por aquí a esta parte de intestino, que es donde están las hormonas que nos interesa que se activen precozmente. Vale. Y por toda esta otra parte del intestino que de aquí no va a pasar la comida.

Este era Óscar antes de operarse. Diez meses después. Casi no le reconocemos. Ha pasado de 114 kilos a 82. Me puedo comer un día una tarta de queso o una tarta de chocolate. Me la como. A esa edad no tomo ninguna medicación de ningún tipo, ni para el azúcar, ni el colesterol, ni la hipertensión. Y la verdad es que por demás fenomenal.

Un festín antes impensable y una calidad de vida que va más allá del paladar. Bueno, si quiera si quiera los del hospital. Quiero una imagen de una paciente. ¿Usted recuerda a los pacientes después de operarle? ¿Usted recuerda el caso? Hay algunos que casi todos. Y lo conozco. Y siempre digo que no es bueno que me acuerde cuando el médico se acuerda mucho de un paciente que a lo mejor no ha ido muy bien, pero normalmente se acuerda.

Claro. ¿Bueno, hay una cuestión y es que laparoscopia Qué otras técnicas, qué otras cuestiones o patologías opera usted por laparoscopia? Uf, ese es el problema. Hacemos todo por laparoscopia, que nuestra unidad, aparte de cirugía metabólica, hace otras cirugías. Nuestro porcentaje de laparotomía, que es abrir, no llega al 1%, que es decir, hoy día igual que hacemos la cirugía de obesidad, se puede hacer cáncer de colon, cáncer de estómago, recepciones de intestino delgado, riñón, páncreas, suprarrenales.

Prácticamente todo se puede hacer por y en mi opinión se debe hacer por laparoscopia de todas maneras. Bueno, habrá habrá casos no segundas intervenciones de algún también lo hacen por la vía. No le gusta que esté todo más más limpio el acceso. Vamos a ver la laparoscopia para hacerla bien. Lo primero que hay que tener es sentido común, conocer tus límites y progresar.

No rebasar los. Una contraindicación clásica era que alguien estuviese operado de algo o incluso el embarazo. Hoy día el embarazo es indicación absoluta de laparoscopia y las laparoscopia que nosotros hacemos en la estadística de este año, el 28% de nuestros pacientes ya estaban operados por cirugía de otra cosa y sin embargo se puede hacer nada para. Es un poquito más costosa, pero se puede hacer igual.

Claro. Bueno, de todas maneras, en el tema de que que ha matizado usted de la diabetes tipo dos, cuando intervienen alguien lo hacen exclusivamente porque tiene diabetes, aunque no tenga una obesidad mórbida, aunque no tenga una obesidad diríamos del grado en el que es necesario operar por la simple obesidad. O sea, un diabético que no tenga el peso de una obesidad mórbida lo operan también ustedes.

Exacto. Ahí está el quid de la cuestión. Volvemos al índice de masa corporal cuando el índice de masa corporal es de 35 o más y asocia una enfermedad grave como diabetes. Ha sido una indicación clásica de cirugía de obesidad. Cuando hablamos de cirugía de diabetes, el momento actual son gente con un índice de masa corporal de 30 a 35.

Es una obesidad moderada. O sea, son gente que le sobran, pues sobre unos 70 le sobran 12, 14, 16 kilos. O sea, buscamos un índice de masa corporal de 30 hasta 35 o más. Lo que ocurre es que ya a partir de 35 el objetivo de la cirugía es no solo solucionar la diabetes, sino que vas a hacerle perder peso.

Por eso digo que hay que adecuar la técnica a cada, a cada paciente. Hoy por hoy es diabetes tipo dos Índice de masa corporal de 30 35. ¿Por qué? Porque en ese rango podemos obtener cifras de éxito de más del 82% y no sabemos por qué. No lo sabemos. En cuanto bajamos a índice de masa corporal de 25 a 30, el rango de éxito solo es del 50%.

¿No? Entonces, hoy por hoy yo personalmente cada uno es libre de opinar. No indico una intervención donde las probabilidades de éxito sean de un 50%. Por eso queremos recordar aquí y ahora la obesidad, en los que se demuestra que nuestro país ha disparado los casos de obesidad y las indicaciones precisamente de tratar a los pacientes de diabetes tipo dos.

Según la Organización Mundial de la Salud, la obesidad se ha convertido en uno de los problemas de salud pública más graves de este siglo y ha alcanzado cifras de epidemia mundial y afecta a unos 500 millones de personas en todo el mundo. En España la obesidad se ha disparado en los últimos 25 años y es el país con mayor tasa de Europa, ya que el 17% de los adultos son obesos.

Se calcula que los gastos sanitarios relacionados con este trastorno en España representan el 7% del presupuesto total, casi 5 mil millones de euros y que cada año se realizan unas 6000 intervenciones quirúrgicas para combatir la obesidad. Aunque con el aumento de la demanda y la aplicación de nuevas técnicas, es probable que esta cifra sea incluso mayor. Obesidad, síndrome metabólico y diabetes tipo dos son tres enfermedades interrelacionadas que comparten mecanismos de aparición y evolución y que causan importantes problemas cardiovasculares.

Bueno, pues ha llegado el momento de conocer algunos datos. Algunas curiosidades que siempre tiene son acordes con el especialista invitado, en este caso el doctor, concretamente Jorge Solano. Pues doctor Solano, nuestra primera pregunta es sobre todo saber por qué ha elegido la obesidad dentro de la cirugía. Quizás porque en Aragón hay mucha incidencia. Sinceramente, no lo sé. No vamos a ver en el primer hospital que yo me formé en el Hospital Clínico Universitario, fue los primeros en España que empezó a hacer cirugía de la obesidad y mi tesis fue de cirugía de la obesidad.

Entonces ahí empecé ver que es una cosa que vas siguiendo, vas avanzando, vas avanzando y vas avanzando y esa es la razón fundamental, porque estamos hablando de la década de finales de los 80, no se conocía esta esta cirugía, Entonces esa es la razón por la que me incliné por ella. Pero a veces uno sigue por ahí y le acaba cogiendo gusto a las cosas.

Realmente, aunque me gustaba mucho la cirugía de la obesidad, yo pasé muchos años. Creo que más hacer oncología es la cirugía de los tumores malignos. Realmente era la que más me motivaba, pero un buen día pues empecé otra vez a hacer obesidad y poco a poquito pues digamos que la demanda de uno se fue acumulando. Como seres humanos somos limitados, entonces la demanda de uno se fue comiendo un poco la oferta de otro.

Hubo que ir repartiendo. Aún mantengo algo la oncología, pero hoy por hoy es casi todo obesidad y diabetes. Lo que hacemos, por lo que nos ha contado, trabaja mucho y bueno, hoy día eso es tener mucha suerte también, claro que sí, pero entendemos que tendrá que tener su espacio para relajarse. Fundamental, como le gusta al doctor Solano, aprovechar su tiempo libre.

Pues de dos formas, fundamentalmente en el día a día. A mí me encanta pasear a mitad. Yo reconozco que pasear a las 07:00 es un poquito obligación y todos le metemos un poquito de prisa al animal, pero por las tardes a mí me relaja mucho, sea la hora que sea, un paseo de una hora con el perro y es un relax que me permite pensar.

Analizo lo que he hecho el día, que es lo que voy a hacer al día siguiente y me relaja mucho. Y luego los fines de semana. La otra forma que tengo de evadirme y esa no me permite pensar tanto, es es la moto, que yo soy un abyecto motero y la verdad es que a mí me encanta coger un mínimo de equipaje de la moto y muchas veces no sé dónde aparece ni cuándo volveré.

Y ahí es donde disfruto que en la moto no cabe el perro. Claro, no, Rafael es un rottweiler, o sea que es un poquito grande el animal. Bueno, pues ha sido interesante para mí este hobby del doctor. Desde luego el mejor solano que siempre con la altura noble, es la del hombre mirando al perro. No discute con él.

Claro, porque usted piensa pero no le discute. Y la moto menos. La moto menos y además con velocidad. ¿Bueno, en cualquier caso, cuál es su conclusión de espacio en este espacio en el que usted ha tratado esas esas patologías? ¿Qué hace por cirugía laparoscópica avanzada? Entre las que está la enfermedad metabólica, tanto en el caso de la diabetes como la obesidad.

Las conclusiones básicamente lo que me gusta, lo que me gustaría transmitirle a la gente son quizá tres aspectos. Uno, hoy por hoy no es una cirugía como era hace diez años. Hoy en equipos experimentados es una cirugía que es segura, que es eficaz y por ejemplo, hacer un bypass que se vaya a casa en 36 o 48 horas era impensable hace diez años y ahora es lo más normal.

Me explico. Lo mismo que que cueste solo 30 minutos el hacer esto, escribir que es una cirugía que ha evolucionado mucho y que es segura. Segundo, que desgraciadamente vivimos en un país que metabólicamente está enfermo y cada vez más enfermo que hace los índices. A mí cuando me preguntan cuál es el índice de obesidad en España, digo si quieres te lo digo, pero es mentira, porque el que yo tengo es la estadística que se hizo hace tres años.

Ya ha crecido. Probablemente un dos o un 3%. Es exponencial. Entonces lo que estamos viendo en que el 50% de la población adulta tiene sobrepeso, el 20% obesidad. Pero es que esa gente ya la tenemos ahí. El problema que tenemos ahora es con los niños y adolescentes, donde un 30% tienen sobrepeso, un 18% son obesos y cada día vemos más en la consulta niños no adolescentes, niños que padecen ya obesidad mórbida, incluso diabetes, hipertensión.

Por lo tanto, el segundo mensaje es que nosotros ya tenemos un problema debemos cuidar a nuestros hijos, a nuestros jóvenes, para que ese problema no aumente. Y la tercera es que, bueno, pues que poquito a poco pues que sí, que quizá uno de los grandes campos que hemos abierto con este tipo de cirugía de bypass en la diabetes es que a los diabéticos que no podemos operar porque tienen como son dos tipo uno, unos delgados, estables, unas líneas de investigación increíbles, al hacerlo muy fácil, modificar todo el comportamiento de la diabetes y quitar la insulina.

Estamos aprendiendo muchísimo de la diabetes en estos últimos cuatro años. Yo creo que ahí sigue abierta una buena línea de investigación. Es que ahí hay muchos procesos genéticos. Exacto. Y entonces ya no es lo mismo. ¿No, porque si consiguen por cirugía solucionar problemas genéticos, yo desde luego me voy a Zaragoza con Pero está bien, está bien, no? Sobre todo no es el poder decir voy a operar un tipo.

Uno vale, Pero una cosa muy curiosa. Hay una diabetes que llaman diabetes tipo uno dos porque su razón es que el diabético tipo uno, que el típico que empieza de niño se piensa es una delgadito. Pero hay un grupo muy reducido de pacientes tipo uno que se hacen obesos mórbidos y nosotros les operamos de obesidad mórbida. ¿Para que?

Para que adelgace, no para curar su diabetes, para mejorar su expectativa de vida y para que disminuyan sus necesidades de insulina. Lo curioso es que las necesidades de insulina que tienen son diez veces menos que cuando estaban delgadas. Claro, ahí hay un todo la esperanza de vida. Ahí hay un campo de investigación de lo que decíamos antes, que quizá la insulina no es tan importante como considerábamos claro.

La consecuencia del tipo uno de diabetes tipo uno es la que nosotros solucionamos, que es que necesite menos insulina, que tenga mejor calidad de vida. Exacto. Esta es constante. No recuerdo una oposición en la que me preguntaron la diabetes tipo uno y nunca se me olvida. O sea que era un síndrome de. ¿Y me acuerdo perfectamente que fue duro y difícil, no?

Pero bueno, ha sido un placer. Muchas gracias igualmente. En tiempo, en tiempo de aguas en Aragón tenemos soluciones quirúrgicas o grandes lluvias de grandes sequías que se desarrollan. Recuerdos para la gente. De ahí que hay mucha gente que realmente lo está pasando. Lo está pasando muy mal. Me ha llamado la atención que gente de Sevilla vaya a pararse a Zaragoza, pero también supongo que gente de Aragón irá a ver un oftalmólogo de Sevilla en alguna ocasión.

Así seguro. Muchas gracias y mucha suerte. Muchas gracias a vosotros y a ustedes. Indicarles que volveremos como siempre y seguiremos aquí con los mejores especialistas, hablando como siempre de lo último, las técnicas más vanguardistas y los mejores expertos, los mejores equipos y los más relevantes hospitales de nuestro país. Muchas gracias. Hasta pronto.

Comparte:

Estamos Aquí para Escucharte

Contacta con nuestro equipo de especialistas

Completa el formulario a continuación con tus datos. Un miembro de nuestro equipo, liderado por el reconocido doctor de cirugía bariátrica, el Dr. Solano, se pondrá en contacto contigo para ofrecerte la información y el apoyo que necesitas.